Bai Hao Oolong 2014Oolong popular de Taiwán, de alta oxidación Originario de la zona de Hsinchu. Los brotes se recolectan que contengan tres hojas con un brote en el medio. La recolección se realiza cuando empieza el calor ya que se aprovecha de un insecto llamado Jacobiasca Formosana que se alimenta de los tallos y hojas de la planta del té. Estos insectos comen los azúcares, minerales,… elementos disueltos dentro de los tallos y hojas lo que lleva a una modificación de la configuración de compuestos en dichas hojas, que posteriormente serán recogidas para la producción de Bai Hao Oolong y lo que le conferirá este carácter único a este té. Las hojas del Bai Hao Oolong una vez procesadas son torneadas y de color oscuro, tonalidades verde-marrón con brotes blancos/dorados que son las hojas más jóvenes recubiertas de pelusilla blanca antes de procesarlas. Su aroma es muy especial, marcado sobretodo por unas notas a fruta madura, tropical, lichi y otras menos dulces minerales.

Es importante preparar este té al estilo gongfu para poder obtener un buen rendimiento y obtener así un amplio abanico de matices. Entonces, para preparar este té hemos utilizado un gaiwan de porcelana blanca de unos 100ml de capacidad y 4 gr de Bai Hao Oolong (la hoja abulta bastante) a unos 95-90ºC. La primera infusión hemos dejado un minuto de reposo obteniendo un buen resultado. Una infusión con cuerpo y densa con una entrada en boca que hace presencia, secante pero con notas dulces que se alargan una vez tomada la infusión. El aroma en esta infusión inicial me resulta más exótico, a fruta tropical, roja y madura pero a medida que avanzamos en su proceso de infusión (2ª infusión a 1minuto y 3ª infusión a 1,5 minutos) me aparece un recuerdo más vegetal, a judía verde concretamente, quizás secundario, pero que está allí para después dar paso a notas un poco especiadas (que ya hacen presencia en la tercera infusión) que seguirán estando en las últimas infusiones (5ª,6ª,7ª) pero con menos fuerza, ya que a medida que seguimos con el proceso las notas minerales sutiles, talco, siempre acompañadas del las dulces,  van tomando terreno.

Me gustaría destacar el color de la infusión del Bai Hao Oolong, un color ámbar, vivo, transparente y brillante que curiosamente mantiene su intensidad en las 5 primeras infusiones que hemos realizado, indicando que aún podemos sacar un par más de infusiones. Esto también es señal de que el nivel de astringencia y poder secante está en todo momento. Una astringencia que se agradece en la degustación y que le da personalidad y protagonismo a este té.


Sólo quiero dar gracias al agricultor que tiene el conocimiento para poder procesar estas fantásticas hojas y poder obtener esta maravilla de té. Un té para disfrutarlo en todo momento y sobretodo para prestarle atención a todo lo que nos dice!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *