Siempre hay piezas muy apreciadas y que han tenido un bonito recorrido a tu alrededor, recordándote buenas experiencias con los distintos tés que han pasado por ellas. Este el caso de esta tetera kyusu japonesa que nos regaló nuestra amiga Japonesa M.N.. En ella siempre hemos preparado los tés japoneses con especial atención y cuidado, guardándole un sitio especial en la estantería.
 
De hecho todo tiene su recorrido en este mundo, y como bien dice JingJing si no hay cosas que salgan, no hay cosas que entren. Pues este es el caso de esta tetera que después de preparar un gyokuro, en el proceso de lavado se resbaló y su asa quedó partida en 3 trozos. La suerte hizo que el cuerpo principal no se rompiera pudiéndose reparar. Inicialmente cuando vi que se había roto, las lagrimas afloraron en mi rostro, con la idea de “se puede reparar”, pegaremos el mango y le daremos una segunda oportunidad.
 
Pero en esta tetera no fue así, le queríamos dar otra solución, se merecía mucho más, y de ahí que buscáramos una forma más bella de resolver este problema. Este fin de semana encontramos un trozo de madera, una rama de árbol de unos 2,5cm de diámetro y unos 15cm de longitud, de forma irregular, ideal para substituir el anterior mango de la tetera kyusu.
 
Con un poco de paciencia y un cuchillo realicé los cortes necesarios a la rama para adaptarla a la rotura del cuerpo de la tetera de cerámica. La madera, en el entorno que la encontramos, ya llevaba tiempo trabajada por la naturaleza, fuera de su árbol original y tenía un color grisáceo de superficie más blanda, pero de interior fuerte y duro, perfecto para lo que queríamos.
 
No ha sido una cosa fácil ya que tuve que adaptar y encajar poco a poco el trozo de rama, pero al final el resultado nos ha emocionado, y estamos disfrutando de esta preciosa tetera y su nuevo look.
 
 
P.D. Gracias Franky para aguantarme ayer por la tarde cuando estaba terminando el trabajo. La emoción me desbordó.

2 comentarios sobre “Grandes males, grandes soluciones!

  1. tetere blog dice:

    La madera es un material muy noble y durante el agarre de la tetera el tacto es más cálido y agradable que la porcelana. Con el uso también cogerá una brillantez mucho más interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *