Recuperado este Puerh zhong cha blue label shou de 2008 del almacén me he decidido a probarlo! Para prepararlo siguiendo el método gongfu he utilizado una tetera de yixing, pequeña, de unos 100ml de capacidad. Una tetera que uso habitualmente para los puerhs fermentados y almacenados en seco “dry storage”. Personalmente me gusta el puerh intenso con cuerpo y poderlo evaluar durante unas cuantas infusiones sin que pierda intensidad utilizando habitualmente unos 8-10gr, y esta vez no ha sido distinto. El agua a unos 95ºC.

La hoja prensada es homogénea con algún brote dorado, a primera vista parece no  muy grande y con pocos tallos a la vista. Su olor me recuerda a la tierra mojada, después de llover, también a paja y algún recuerdo a papel.

Empezamos con el proceso. He puesto los 8,5gr de té dentro de la tetera y con el agua a la temperatura de 95ºC he realizado un lavado rápido, muy rápido y lo he dejado reposar un poco antes de realizar la primera infusión (Este té no aguanta dos lavados). La primera infusión la he dejado 5″ y su color ha salido intenso, con tonos rojizos, brillante, transparente, recordando el coñac en su copa de bola. Por lo que acabo de describir del color he sabido que no acepta un segundo lavado, ya que estaríamos tirando la bebida. No le ha costado mucho despertar, señal de que tampoco es muy viejo, unos 5-6 años. Su aroma me recuerda a madera mojada, serrín y la hoja aún está compacta en el trozo de puerh que he puesto dentro de la tetera. En boca es dulce, especialmente cremoso y pastoso, denso, comportándose de forma muy equilibrada.

La segunda infusión la he dejado unos 30 segundos y su color ya  ha subido de tono, prácticamente opaco, de color marrón-negro brillante. El aroma, más dulce, me ha recordado a la judía roja (azuki) y también al boniato. En boca más potente, con marcada actividad en la parte lateral posterior de la lengua, dejando la boca aterciopelada, haciendo que su recuerdo sea largo y persistente.

La tercera ronda lo he dejado más tiempo en infusión, 60 segundos y su olor me ha recordado otra vez a su primera infusión, tierra mojada y madera. La hoja ya está completamente abierta. Su color totalmente opaco, negro. Señal de que aguantará bien algunas infusiones más. Esta vez su entrada en boca me ha llamado más la atención ya que no han pasado desapercibidas sus notas picantes, especiadas, concretamente a pimienta en la parte delantera superior de la lengua. Una infusión muy untuosa en los laterales de la boca de poca astringencia y sobretodo dulce.

En la cuarta infusión he repetido el mismo tiempo que en la tercera y su color ha perdido un poco de intensidad, señal de que hemos llegado a la cúspide de su recorrido. El aroma también se ha relajado un poco pudiendo percibir mejor las notas frescas a bosque verde… En boca mantiene el picante aparecido en la tercera infusión. Con la lengua ya macerada, la sensación picante se pronuncia en la parte frontal superior de la lengua manteniendo en todo momento las notas cremosas, y favoreciendo que una vez tomado su recuerdo sea siendo largo.

En la quinta infusión he incrementado el tiempo otra vez. 90 segundos, pero su color ya no se ha intensificado, sino todo lo contrario, su transparencia era total, pero una cosa que me ha llamado la atención ha sido el color claramente rojo que ha aparecido con su fondo naranja. Su aroma menos potente respecto a la anterior infusión. En boca mantiene bien su cuerpo, su cremosidad, pero perdiendo la pimienta.

En la sexta infusión, después de dejar reposar el mismo tiempo que en la infusión anterior, quiere mantener las características anteriores pero la hoja ya no ha dado para mucho más. Se podría infusionar un par de veces más alargando considerablemente el tiempo de infusión, pero yo ya me he quedado satisfecho con estas seis infusiones. Después de todas estas rondas de té, y una vez las hojas frías, las he vuelto a oler y su aroma me ha recordado a fruta, concretamente a pera.

He disfrutado con este puerh, sobretodo por sus notas dulces y su envolvente en boca proporcionada por su cremosidad. Es un puerh fácil de beber (suave)  y de preparar que nos proporciona una bebida que nos puede acompañar en cualquier momento del día. En caso de querer alargar el proceso gongfu se podrían añadir un par de gramos más de Puerh zhong cha blue label shou en la tetera.

 

puerh-zhong-cha-blue-label

 

4 comentarios sobre “Puerh zhong cha blue label shou de 2008 (disco de 357gr)

  1. jota58 dice:

    Muy buena descripción como siempre. Parece que me lo esté tomando ahora mismo. Solo te digo que gracias por compartirlo con nosotros y espero poder probarlo para sentir lo mismo que tu o algo parecido, porque cada persona tiene su paladar y olfato.

  2. jota58 dice:

    Bueno, ya he probado el puerh zhong cha blue label 2008 y puedo hablar de mi experiencia. Ya en la primera infusión noté que no tiene ese sabor-olor a humedad que tienen otros puerhs y tampoco noté demasiado el sabor a tierra. Desde el principio, se impuso un sabor a almendras que no me abandonó durante toda la tarde. Primero más´ y luego a medida que lo iba infusionando, menos claro. También en la boca noté como una sensación de frescura que no es habitual en los puerhs. Resumiendo, me gustó mucho. Parece mentira como son de diferentes estos tés, siempre me ha sorprendido la diferencia entre ellos, nunca encuentras uno igual a otro. Siempre te sorprende, por eso es de mis preferidos y sobre todo ahora que viene el frio.

  3. ambròs dice:

    Gracias Jota por explicarnos tus experiencias. Un abrazo!
    Este puerh ha sido almacenado en seco (dry storage), entonces es difícil que tenga las notas a tierra muy marcadas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *