Sobre el té negro de Taiwán, pocos saben de que el país es un excelente productor en cuanto a la calidad de este tipo de té se refiere. Por otro lado los tés más conocidos son los oolongs, como por ejemplo el Jin xuan, el bao zhong, el Dong Ding y el Oriental Beauty.

Aunque muchos de los lugares donde se cultiva té en Taiwán producen una cantidad pequeña de té negro, la zona de Sun Moon Lake, está asociada a la producción de té negro. El té producido en esta zona nos ofrece una bebida con un aroma realmente distinto y sorprendente. El té negro de Taiwán también se llama “jade rojo”, ya que es una de las piedras más valoradas. De ahí también el nombre de “ruby”.

La zona de Yuchi, entre el lago Sun Moon y Puli, es un lugar que se caracteriza por tener destinos turísticos relacionados con el té. Estos alojamientos algunos de ellos con plantaciones propias, ofrecen actividades relacionados con la cultura del té.

Proceso del té negro de Taiwán

Durante la última visita a Taiwán estuvimos en las montañas de Qing Jing para ir a cosechar té. La zona que fuimos nosotros está a unos 1800-2000 metros sobre el nivel del mar y el varietal principal que encontramos es el Qing xin oolong. Desde la montaña que estamos se ven las montañas de Li shan, Qi lai shan y Lu shan.

té negro de Taiwán jade rojo

Dentro del coche llevamos los accesorios principales para la cosecha de este preciado té negro de Taiwán que procesaremos. Lo más importante son la bandejas redondas de bambú para poder estirar las hojas para que no se dispare el proceso oxidativo. El otro accesorio imprescindible es el sombrero, al menos que no te quieras tostar…

Os acabo de comentar que principalmente el varietal principal en la zona que estamos es el Qing xin oolong, pero cuando empezamos a cosechar las hojas, lo hicimos de unos pocos árboles de la variedad Si ji chun escondidos entre el varietal Qing xin. Para cosechar estos pocos árboles tardamos alrededor de una hora. La cantidad cosechada nos servirá para producir poco té una vez procesado, pero tendremos para beberlo durante una buena temporada.

té negro de Taiwán jade rojo

Una vez estamos de vuelta al pueblo, primero que hacemos es estirar las hojas en varias bandejas de bambú, sin dejar mucho grosor, de esta manera favorecemos un marchitamiento correcto. Este proceso durará hasta la mañana siguiente. Así que una vez las hojas las tenemos a sitio, nos vamos a comer unos fideos típicos de la zona con huevos milenarios. Espectacular, soy un fan incondicional de la comida China y de su variedad…

La mañan siguiente seguimos con el procesado de este té negro de Taiwán y el siguiente paso es enrollar las hojas de forma suave durante unos minutos, como se puede ver en la siguiente imágen.

té negro de Taiwán jade rojo

Este primer enrollado de las hojas tiene como objetivo agitar el proceso de oxidación y romper las células. De esta manera los compuestos entren en sinergias entre ellos creando la parte aromática principal del té. Podéis ver que las hojas después de estar toda la noche y de este primer enrollado suave aún presentan este aspecto verdoso.

té negro de Taiwán jade rojo

Después de este enrollado suave y dejar reposar las hojas seguiremos con el enrollado fuerte que durará bastante más tiempo. Después de este enrollado fuerte las hojas ya han cambiado de color tendiendo a unos verdes oscuros azulados muy bonitos. Los aromas que desarrollan las hojas son muy agradables, parte de ellos sólo los puedes oler durante el proceso de elaboración ya que se pierden por el camino y no llegan una vez tenemos las hojas secas de té.

té negro de Taiwán jade rojo

Después del enrollado fuerte dejaremos las hojas compactas y las prepararemos para llevarlas a su último paso que será el secado. En este caso el secado lo haremos con una máquina eléctrica, pero también lo podríamos hacer al estilo tradicional con carbón.

Un poco de história sobre el jade rojo

Antes de que los japoneses ocupasen Taiwán, la isla producía principalmente té oolong de la variedad camellia sinensis var sinensis, sacados de las montañas de Wuyi en Fujian.

Taiwán fue la primera colonia japonesa desde 1895 a 1945. En 1895, la dinastía Qing de China entregó la provincia de Taiwán en el Tratado de Shimonoseki tras la victoria japonesa en la Primera Guerra Sino-Japonesa. En 1945, durante la Segunda Guerra Mundial, el territorio quedó bajo el control de la República de China.

Cuando los japoneses ocuparon Taiwán, modificaron el enfoque del mercado del té en este país. A través de la investigación, el esfuerzo y el desarrollo reforzaron el enfoque hacia esta bebida, de color jade rojo que es el té negro de Taiwán, para reducir la dependencia de las importaciones británicas.

En 1917 se introdujo la variedad assámica desde Burma y descubrieron que la zona del lago Sun Moon ofrecía unas buenas condiciones de cultivo ideales.

A través de la Estación Experimental de Fabricación de Té (tea manufacture experiment station), creada en 1903, con el motivo de promover el té de Taiwán, se desarrollaron muchos híbridos entre ellos el ruby 18, posiblemente el más popular. Con el paso de los años y a medida que evolucionaba la tecnología, la calidad del té negro de Taiwán mejoró y se convirtió en un producto único y reconocido. En 1968 con el fin de desarrollar y promover el té de Taiwán, la Estación Experimental de Fabricación de Té (Tea Manufacture Experiment Station ) pasó a llamarse Estación Experimental del Té de Taiwán (Taiwan Tea Experiment Station ). En 2003, la estación recibió un nuevo nombre en inglés, Tea Research and Extension Station (TRES).

El té negro fue en su día el principal cultivo de exportación cuando Taiwán estaba dominado por Japón. Tras la Segunda Guerra Mundial, Taiwán se separó de Japón y la economía de esta isla empezó a crecer rápidamente. Esto hizo que los costes de la mano de obra local aumentaran y el té negro de Formosa perdiera su competitividad en el mercado internacional. A partir de entonces, las exportaciones de té negro disminuyeron.

La recesión económica de los años 70 también afectó de forma directa el mercado del té negro de Taiwán. Este tipo de té se produce principalmente en la zona de Puli, en el condado de Nantou, y también en el condado de Hualien. Con la ayuda del gobierno a los cultivadores de té locales, sobretodo en el desarrollo y en la investigación para la mejora de la calidad de este té llamado jade rojo, ha hecho que el mercado se recupere. De hecho, actualmente la demanda es superior a la producción de té negro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: LA TRIBU DE LA CAMELIA S.L..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Tropicalserver que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

error: Alerta: Contenido protegido !!