Con la subida de las temperaturas, la preparación de té frío es una opción muy refrescante. Para preparar té frío es muy sencillo, pero hará falta un poco más de paciencia y/o previsión, sobretodo en el caso de que hagamos una maceración de las hojas de té.

Cuando preparamos el té frío, se puede hacer de dos formas:

  • 1- Infusión en caliente y enfriar
  • 2- Maceración en frío

Es muy importante saber que la extracción de los compuestos de las hojas de té no se produce de la misma forma con o sin temperatura. Los alcaloides (entre ellos, y el más importante, la cafeína) y los polifenoles, responsables de gustos amargo, tienden a salir con mucha más facilidad cuando preparamos el té con temperatura elevada. Esto afectará de forma directa el resultado que deseemos.

Sabiendo esto, procedamos a la preparación del té frío. Los ingredientes básicos son el agua y el té. Nosotros aconsejamos disfrutar de los gustos originales que nos brinda este producto, sin la necesidad de añadir ingredientes para conseguir otro tipo de sabores.

té frío

RECETA 1- Infusión en caliente y enfriar:

  1. Calentar 1L de agua.
  2. Una vez tenemos la temperatura deseada añadimos de 8 a 10 gramos de té.
  3. Dejamos infusionar la hoja de té utilizando agua mineral:
    1. Dejaremos más tiempo que en la preparación usada para tomar el té en caliente si después enfriamos la infusión utilizando cubitos de hielo. Al utilizar cubitos de hielo estamos diluyendo la infusión de té. Una idea interesante es hacer cubitos de hielo para reducir este efecto.
    2. Dejaremos el tiempo indicado en función del carácter del té (podemos dejar algo más de tiempo) si dejamos enfriar la infusión por su propio pie.
  4. En el caso 3.1, ya podemos disfrutar de la bebida fría. En el caso 3.2, aconsejo poner en la nevera y dejar enfriar antes de tomar. Si añadimos hielo, sin poner en la nevera, se perderá intensidad.

RECETA 2- Maceración en frío:

  1. Poner 1L de agua mineral en una jarra a temperatura ambiente.
  2. Añadir el té deseado. Poner 10 gramos de té en la jarra.
  3. Poner la jarra dentro de la nevera y dejar en la nevera 12 horas.
  4. Pasadas las 12 horas, sacar la jarra de la nevera y filtrar las hojas de té.
  5. Una vez filtrado, disfrutar de la infusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable LA TRIBU DE LA CAMELIA S.L. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios webempresa.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.