TÉ PUERH

El té puerh es originario de la provincia de Yunnan, China. El té puerh se elabora a partir de las partes aéreas de los árboles de Camelia Sinensis que se encuentran dentro de la provincia de Yunnan, por lo tanto lo podemos considerar una denominación de origen. Por ejemplo, la hojas de los árboles de Camelia Sinensis cosechadas fuera de la provincia de Yunnan y elaboradas dentro de la provincia de Yunnan,  no pueden llamarse puerh.

El puerh se elabora a través de un proceso parecido al té verde, cuyas hojas procesadas se llaman «maocha». El maocha es la materia prima utilizada para procesar cualquier tipo de puerh.

Originariamente el puerh se fermentaba de forma natural a partir del «maocha». Las hojas de té se podían prensar o dejar sueltas. Al paso del tiempo, el color de la hoja, y el resultado de la infusión se transformaba, debido al proceso de fermentación natural producida por la actividad de los microorganismos en la hoja, conjuntamente con la humedad y la temperatura.

Fue en los años 70′ cuando se desarrollaron las técnicas que permitían y permiten acelerar el proceso de fermentación del «maocha» en pilas y en entornos controlados. Actualmente los puerh fermentados en fábrica, su proceso producción, tarda alrededor de unos 2 meses o menos.

té puerh

El puerh no fermentado se llama puerh sheng. Entonces tenemos que el «maocha» es un puerh sheng. El puerh fermentado se llama puerh shu.

Ambos tipos de té puerh los encontramos en distintos formatos. Prensados (tuocha, fangcha, bingcha,…) o en hoja suelta (sancha).

También hay diferentes formas de hacer evolucionar los distintos tipos de puerh; almacenados en entornos húmedos o almacenados en entornos secos.