“cold brew” significa infusión en frío. Termino usado para preparar tés a baja temperatura. Habitualmente para preparar el “cold brew” no se hace una infusión, sinó que se hace una maceración; es decir, poner el té en frío durante un largo período de tiempo.