Termina con la destrucción de su capital Xingqing (actualmente Yinchuan) por los Mongoles el 1227.