Es probable que el té se empezara a beber como medicina durante la dianstía Shang (1600 – 1046 aC). Seguramente herbían las hojas juntamente con otros ingredientes, como semillas, otras especias botánicas,… y se lo bebían por sus propiedades.

Parece estar demostrado que la zona originaria de la Camellia sinensis se encuentra entre las provincias de Yunnan y sichuan (aunque en Sichuan se descubrieron las plantas de té salvajes más tarde), en China, y la parte fronteriza del sur de Yunnan, que pertenece a países como Birmania, Laos y Vietnam.